MEDITACIÓN

Hace muchos años una buena amiga, en su propia casa, me enseño de una forma muy sencilla a Meditar . Desde ese momento, no voy a ser mentirosa, no fui constante en mis meditaciones pero si que fui consciente que aquello que había descubierto era algo Sorprendente y Maravilloso. Conseguía llevarme en pocos minutos a un estado, en el que nunca me había sentido y que renovaba todos mis estados;  mental, emocional y físico.
Físicamente tenia sensaciones de ligereza, de no sentir ciertas partes del cuerpo ¿que estaba delante o detrás ?  
A nivel mental sentía que mis pensamientos pasaban a un segundo plano, perdían relevancia y aunque seguían ahí, los podía identificar como una nube.
Y emocionalmente , me equilibraba mis estados  de tristeza, nervios, ansiedad, miedo, apatía etc...
De este primer encuentro con la meditación pase a otros de aprendizaje, donde ademas podía ayudar a sanar,  para este fin estudie Sat Nam Rasayan, que es 
una  técnica milenaria de  meditación y 
sanación. Hay muchas cosas que escribir sobre esta maravillosa técnica de meditación y sanación que en otra ocasión haré. 

La meditación , finalmente me llevo al encuentro con mi silencio interno, para darme cuenta que detrás de todos mis pensamientos, preocupaciones, cálculos, ideas, deseos, conspiraciones, penas, desilusiones y alegrías, existe un profundo silencio oculto detrás.
Un silencio donde reside información que no existía en mi mente intelectual, que me da respuestas a través de mis pensamientos y me permite el vacío suficiente para recomponerme emocional y físicamente.
Tal vez es la puerta a muchas más posibilidades, que cada uno puede llegar a descubrir, en la meditación de su silencio interno.